VERSATILIDAD: UNA COMPETENCIA ESENCIAL PARA CONSTRUIR UN FUTURO DIFERENTE Y MEJOR

Seguramente pensamos que el entorno de trabajo del futuro será como el de hoy pero con mayor protagonismo de la tecnología. ¡CRASO ERROR! La forma de entender la participación y colaboración en la empresa va a cambiar radicalmente en las próximas décadas: es la REVOLUCIÓN ORGANIZATIVA Y ÉTICA, que superará las ACTUALES RIGIDECES de la organización jerárquica heredada del pasado. AÚN ESTAMOS A TIEMPO DE LIDERARLA y evitar, como ha ocurrido en la última revolución tecnológica, quedar en medio del pelotón, donde no se lucha para liderar el progreso sino para SOBREVIVIR. Una de las competencias del nuevo profesional será su VERSATILIDAD, con unos rasgos diferentes a lo que conocemos.


"Una ley natural que olvidamos, es que la versatilidad intelectual
es la compensación por el cambio, el peligro y la inquietud”

Herbert George Wells (1866 – 1946)


UN RESUMEN…

Free image: Max Pixel
Siento volver a decir algo parecido, una vez más, pero salvo un pequeño porcentaje de organizaciones empresariales, predomina la RIGIDEZ ORGANIZATIVA, causa de demasiados inconvenientes: mermada productividad, reducida innovación, retraso en implantar los nuevos métodos y tecnologías que se difunden en la economía, aversión al cambio, inmovilismo, relaciones personales viciadas por la competitividad y el enfrentamiento, problemas de comunicación, cooperación y coordinación, impermeable compartimentación departamental… Bien es cierto que en diferentes grados según el caso. Creo que es algo que no podemos obviar.

FLEXIBILIDAD y AGILIDAD deben ser RASGOS A MEJORAR en muchas organizaciones. Y para ello es necesario REPLANTEARSE TANTO EL DISEÑO ORGANIZATIVO DE LA EMPRESA COMO LAS COMPETENCIAS DE SU PERSONAL. Son muchos los aspectos a tener en cuenta, como corresponde a una RENOVADA VISIÓN, MENTALIDAD Y CULTURA. Hoy destacaré las razones por las cuales LA VERSATILIDAD SERÁ UNA COMPETENCIA, HABILIDAD O VIRTUD CLAVE para los profesionales del futuro (ya lo es, de hecho, en ciertas empresas) y cómo es un bien asequible a cualquier empresa (a diferencia de la tecnología), al igual que la propia renovación organizativa, algo que no debería desaprovechar la PYME para MEJORAR SU POSICIONAMIENTO COMPETITIVO.

La VERSATILIDAD tiene que materializarse en dos NUEVAS FACETAS: la COLABORACIÓN dentro del equipo de trabajo y la PARTICIPACIÓN EN LA TOMA DE LAS DECISIONES que afectan al gobierno del propio equipo.


…Y UNAS REFLEXIONES.

Si nada se tuerce a peor (no lo descartemos, tampoco) los profesionales (entendido como cualquier integrante de la empresa) tendrán una PARTICIPACIÓN E INFLUENCIA CADA DÍA MÁS DECISIVA en el éxito de sus organizaciones. Se ha tratado mucho sobre el tema pero queda mucho para hacer que las ideas terminen en realidades. En especial queda CREAR UN ESQUEMA Y UN CONTEXTO EN EL QUE REALMENTE SEA VIABLE esta posibilidad. Y luego, llevarla a la práctica, algo que no será fácil, especialmente por las resistencias que creará el juego de intereses contrapuestos.

Pero las figuras omnipresentes de la empresa tradicional irán desapareciendo dando paso a un mayor protagonismo de los equipos, verdadero EJE VERTEBRADOR DE LA EMPRESA en el futuro. No funcionarán como lo hacen en la actualidad: la labor de CADA PROFESIONAL SERÁ MÁS AUTÓNOMA Y EXIGIRÁ MAYOR RESPONSABILIDAD por su parte, pero SERÁ EL EQUIPO EL SUJETO DE REFERENCIA DE LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL. Unos equipos que tendrán una naturaleza diferente y que, por ejemplo, no se estructurarán en base a criterios de conocimiento especializado (creadores de los compartimentos estanco actuales) sino de servicio al cliente (interno o externo).

Free image: Max Pixel
En el seno del equipo no importará tanto qué puesto de trabajo que se desempeñe (la ubicación en lo que llamamos organigrama) como la APORTACIÓN QUE SE HACE AL EQUIPO PARA QUE ÉSTE PRESTE UN SERVICIO DESTACABLE A SUS CLIENTES (internos o externos). Quien lea esta afirmación estará pensando en que esto se cumple con el correcto desempeño de sus funciones, estricta e individualmente delimitadas (permitiendo, además, una evaluación más sencilla de la idoneidad de su trabajo). Quien escribe esto está convencido de que ASÍ NO SE GARANTIZA LA COHESIÓN DEL EQUIPO NI SE ASEGURA UN ALTO NIVEL DE SERVICIO a nivel de equipo cuando sufren problemas.

La cohesión y buen nivel de servicio del equipo se consigue cuando uno o varios miembros pueden salir de sus funciones asignadas para CUBRIR LA NECESIDAD DE PERSONAL EN OTRAS FUNCIONES, TODAS ELLAS DENTRO DEL EQUIPO (incluso fuera, si realmente es provechoso). Utilizando símiles taurinos, se trata de “estar al quite”, de estar allí donde el equipo necesita mayor cobertura de personal en cada momento. Para que esto pueda ocurrir es preciso, además de una buena disposición, una gran VERSATILIDAD del personal: formación y experiencia en otras áreas colaterales de tal manera que cuando se precise, se pueda prestar este plus por parte de cualquier miembro del equipo. Y se precisa APODERAR REALMENTE AL PERSONAL, otorgando AUTONOMÍA en las decisiones que afectan a su trabajo y exigiendo RESPONSABILIDAD y sana COLABORACIÓN. Esta es la PRIMERA FACETA de esa renovada forma de entender la versatilidad.

Pero no solo la calidad del desempeño de cualquier profesional gana con este tipo de versatilidad centrada en las actividades primarias o corrientes. Cualquier empresa mejorará en su proceso de toma de decisiones si INVOLUCRA A LOS PROFESIONALES EN LAS LABORES DE GOBIERNO de su equipo, hasta ahora dejadas en manos de los directivos departamentales. En el pasado, la “solución directiva” pudo haber funcionado bien, pero siempre ha dado problemas y, hoy por hoy, es un gran obstáculo para la productividad y competitividad empresarial.

Estoy hablando de decisiones como la incorporación de un compañero al equipo, la mejora de un proceso o la conveniencia de realizar una inversión. NO CONTAR CON QUIENES CONOCEN MEJOR LA PROBLEMÁTICA DE CADA CASO, PUESTO QUE LO VIVEN EN PRIMERA PERSONA, SUELE DAR LUGAR A ERRORES Y SUELE IMPLICAR TAMBIÉN LA DEFICIENTE ADHESIÓN DE LOS TRABAJADORES. Es cierto que éstos pueden tener carencias a la hora de valorar temas referidos a personal o inversiones, pero con muy poca formación podrían enriquecer de forma extraordinaria la toma de decisiones e, incluso, soportar dicha responsabilidad con criterio. De esta manera el equipo no necesitaría a un directivo para que tome la decisión. Sería suficiente contar con algún asesor especializado que complete su visión. De esta manera podría tomar la decisión que mejor contribuya a enriquecer su servicio. ¡Esto es lo realmente importante!

El profesional VERSÁTIL Y MULTI-DISCIPLINAR en el contexto actual no tiene mucho sentido. En las empresas más avanzadas organizativamente y, en cualquier caso, en el futuro, será una COMPETENCIA ESENCIAL.

¿Todo este planteamiento trastoca la función del directivo? Sin duda, pero estamos en tiempos de replantearnos si la organización jerárquica, tal como la hemos vivido, sigue siendo útil o si es un FRENO A LA AGILIDAD Y A LA PRODUCTIVIDAD GENERAL DE UN EQUIPO (Y DE LA EMPRESA). Es solo cuestión de tiempo que este debate se abra en toda su intensidad, y NO ESTARÍA MAL ADELANTARSE, POR UNA VEZ, A LOS TIEMPOS.

Emilio Muñoz
Soluciones reales de gestión para la empresa

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)

Comentarios

Lo + visto

MOTIVACIÓN E INICIATIVA: TODO EMPIEZA POR UNO MISMO (DE LOS VERDADEROS ALIADOS)

PASIÓN Y VOCACIÓN: LA IMPORTANCIA DE SABER POTENCIARLO Y CUIDARLO

LA IMPRESCINDIBLE RENOVACIÓN EN LAS RELACIONES JEFE – EMPLEADO

ÉTICA Y ORGANIZACIÓN: LA VERDADERA REVOLUCIÓN (POSITIVA)

'MBA PERSONAL' DE JOSH KAUFMAN - UNA INCISIVA VALORACIÓN DEL LIBRO