DARLE AL COCO EN AGOSTO. LO QUE SE DIRÁ DE EUROPA TRAS SU DECLIVE: UNA RECREACIÓN FUTURISTA


¿Qué verán en la vieja y empobrecida Europa los visitantes de los opulentos continentes del resto del mundo que nos visiten dentro de unas décadas? Esta es una ESPECULACIÓN SOBRE LA DECADENCIA DE EUROPA y no un estudio premonitorio. No pretende incomodar a las mentes bienintencionadas sino invitar al análisis de nuestras debilidades y llamar a la REACCIÓN EN BASE A NUESTRAS CAPACIDADES Y VIRTUDES. Todo ello en el contexto de un mundo que, en realidad, ya no necesita ni de la competencia ni de la guerra para alcanzar aceptables niveles de bienestar; este mundo en el que EL INSTINTO DE SUPERVIVENCIA TAL Y COMO SE HA ENTENDIDO HASTA AHORA SUPONE, PARADÓJICAMENTE, UN GRAVE PELIGRO PARA LA SUPERVIVENCIA DE LA HUMANIDAD.


“Las decadencias consisten siempre en una cesión, una dimisión,
un abandono. Representan una crisis de la vitalidad.”

Julián Marías (1914 - 2005)


UN RESUMEN…


Free Image: Max Pixel. Abandoned factory
Supongo que será impopular y no muy bien recibido cualquier crítica que se haga a la mentalidad predominante en nuestra Europa, lo que solo podría interpretarse, sí así fuera, como un signo de nuestro actual CONFORMISMO Y “SEDENTARISMO” INTELECTUAL.

Mientras este mundo siga apostando por competir por unos recursos que cada vez son menos escasos y por la acumulación desequilibrada y sin sentido de la riqueza, Europa precisará jugar al mismo juego para no quedarse atrasada y en una posición de debilidad: es el lado sombrío del mundo en el que vivimos.

EUROPA PODRÍA SER UNA POTENCIA INTELECTUAL Y ECONÓMICA DE PRIMER ORDEN sin recurrir, como en el pasado, a un vergonzoso y reprobable dominio del mundo por la fuerza. Sin embargo, tanto conformismo y tanta pereza presentes en la actualidad allanan el camino hacia una posición de mayor debilidad y carencias. Mientras el Estado del bienestar sea el contrapunto a nuestra pereza, a una cesión de nuestras responsabilidades que jamás deberíamos delegar y al presente culto al ocio y la evasión, Europa (especialmente el Sur) profundizará su decadencia. Europa precisa de una INTELECTUALIDAD BELIGERANTE EN EL PROGRESO y, sobre todo, una MENTALIDAD RENOVADA que cale en todas las capas de la población para aprovechar las virtudes y las ventajas que, sin duda, tenemos.

(Por poner un solo ejemplo de lo seriamente que habría que tomarse lo que aquí se dice aconsejo la lectura del artículo “Indicadores económicos que apuntan al colapso de la civilización occidental”)

…Y UNAS REFLEXIONES.

Dentro de unas décadas Europa recibirá a miles de turistas deseosos de ver las reliquias de su antiguo poderío y dominio sobre el mundo. Se habrá puesto de moda la arqueología industrial y la admiración por las obras de arte que adornaron su ya lejano esplendor.

Se sentirá lástima por la situación de la población, azotada por el desempleo que provocó, poco a poco, la robotización y la pérdida de competitividad de sus empresas (respecto a las de Asia y la emergida África). Sin embargo, nuestros visitantes no dejarán de sentir cierto alivio al ver que la antigua metrópoli, aquella que dominó el mundo gracias a su avanzada tecnología industrial y militar, ha quedado reducida a una triste sombra de lo que fue.

Los avezados guías turísticos les enseñaran sus viejas glorias arquitectónicas (no habrá nuevas que mostrar) y hablarán de aquella maravillosa época del “ESTADO DEL BIENESTAR” que hundió a la región en un estado de SOMNOLENCIA Y CONFORMISMO del que solo despertaron cuando quebraron las instituciones nacionales: perdido el gusto por el progreso, Europa solo pudo mantener su alto nivel de vida recurriendo a un ENDEUDAMIENTO que terminó por ahogarla.

Los visitantes verán en los rostros de los ciudadanos el PESIMISMO Y LA RESIGNACIÓN reinantes. Podrán comprobar en sus comentarios la profunda añoranza que sienten por un pasado más halagüeño, y el profundo resentimiento hacia esos antepasados suyos que habían conseguido mantener un alto nivel de vida, inmerecido, a base de dejarles la oscura herencia de vivir para pagar sus deudas. Hasta habrá algún sesudo historiador que se preguntará cómo la población no reaccionó, a poco de comenzar el milenio, ANTE EL CASO PREMONITORIO DE GRECIA. De una forma pacífica, seria y constructiva, no con reclamaciones disparatadas que pudieran recordar el contexto y las reivindicaciones del siglo XIX, tan diferente.

Así las cosas, los turistas extranjeros llegados a Europa saldrán con un sentimiento muy ambiguo. Por una parte, sorprendidos por la pasada riqueza cultural y material de esta zona que lideró el mundo. Por otra, afectados por la tristeza que transmiten sus habitantes, vencidos por el pesimismo y el desaliento.


Más allá del sombrío panorama que retrato en este artículo, LAS POSIBILIDADES DE LA VIEJA EUROPA SON INFINITAS, sin olvidar que, efectivamente, hay signos que apuntan a un desenlace poco halagüeño. Pero sería IMPRESCINDIBLE RECUPERAR ESE SANO ESPÍRITU DE TRABAJO Y DESEO DE PROGRESO que, durante tanto tiempo, impulso nuestro desarrollo. Pero sin caer en las desigualdades e injusticias de tiempos pretéritos. EN ELLO NOS JUGAMOS EL FUTURO.

Emilio Muñoz
Soluciones reales de gestión para la empresa

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)

Comentarios

Lo + visto

DARLE AL COCO EN AGOSTO. IDEAS SERIAS Y PROPUESTAS EXITOSAS

CUANDO EL TALENTO ES FLOR DE UN DÍA (DE LA CORRECTA GESTIÓN DEL TALENTO)

¿POR QUÉ OCURREN LAS CRISIS FINANCIERAS Y TIENEN CARÁCTER CÍCLICO? APRENDE Y SÉ PREVISOR…

DARLE AL COCO EN AGOSTO. LA DIFICULTAD DE CREAR UN ENTORNO DE TRABAJO REALMENTE COLABORATIVO (Y COMO SUPERARLA)

SINTONÍA E ARMONIA: CANZONE DI ECCELLENZA (SINTONÍA Y ARMONÍA EN EL TRABAJO EN EQUIPO)