TOMA NOTA: LOS DOS CAMPOS DONDE REALMENTE SE PODRÁ JUGAR LA BATALLA COMPETITIVA


A la hora de competir, no en todos los sectores se puede esperar que iguales alternativas tengan la misma eficacia para generar ventajas competitivas. Especialmente en aquellos SECTORES TRADICIONALES Y MADUROS, recursos de moda como son la transformación digital, u otros de mayor coste como la automatización y robotización de procesos, solo servirán para no quedarse desfasados, especialmente en el entorno PYME. Sin embargo hay DOS ARMAS QUE PUEDEN MARCAR LAS DIFERENCIAS y no tienen por qué implicar un coste elevado: la INNOVACIÓN ORGANIZATIVA y la EXCELENCIA EN LA CREACIÓN DE EQUIPOS COHESIONADOS. Ambas posibilidades van estrechamente ligadas

“Un ejército victorioso gana primero y entabla la batalla después;
un ejército derrotado lucha primero e intenta obtener la victoria después”

Sun Tzu (722 aC – 481 aC)

UN RESUMEN
En un entorno competitivo, utilizar las mismas armas que la competencia nunca da la ventaja pero, al menos, no genera una desventaja. En estos casos, la ventaja la puede dar la destreza e inteligencia con que se utilicen esas armas, tanto a nivel estratégico como operativo (o táctico, si se prefiere). El factor clave pasa a ser, entonces, el EMPUJE DEL PERSONAL; de cada persona en su área de actuación. Y aquí es donde podemos encontrar una enorme BOLSA OCULTA DE POSIBILIDADES siempre y cuando aseguremos una INTELIGENTE COHESIÓN EN EL EQUIPO que, a su vez, se construya sobre la INNOVACIÓN ORGANIZATIVA. La auténtica revolución para las próximas décadas está aquí. No es sencilla (de ahí que siga siendo una posibilidad aún poco explotada) pero la recompensa es grande.


PARA PROFUNDIZAR EN EL TEMA…
Tal vez algún día superemos nuestras obsesiones y nos demos cuenta de que la humanidad puede sobrevivir mucho mejor sin competir (al menos, sin hacerlo con la dureza desplegada hasta ahora). Mientras no se consolide un benéfico “mercado colaborativo” (que ya está ahí y que mi optimismo lo intuye ampliándose) debemos, al menos, sobrevivir en el tradicional y duro “mercado competitivo”. Ir a remolque de los hábitos y herramientas más extendidas y de moda no da ventajas apreciables, excepto sobre aquellos que se quedan rezagados en su adopción. Por eso, si se quiere alcanzar una posición un tanto desahogada o de ventaja es imprescindible ENCONTRAR ALTERNATIVAS POCO EXPLOTADAS, si las hay. Y las hay para los sectores maduros: no es imprescindible realizar grandes inversiones de capital pero sí precisa de un ESPÍRITU INNOVADOR, de una MENTE ABIERTA y de TIEMPO en su fase de puesta en marcha. Además, el tamaño facilita algo las cosas pero beneficiando, en esta ocasión, a las organizaciones de menor dimensión, más fácilmente adaptables.

¿Dónde se encuentra esta oportunidad? Como absolutamente todo lo relativo a lo humano, en LAS PERSONAS. Pero no en las personas pensando y actuando de la misma forma que siempre, sino en las personas tomando un PROTAGONISMO RELEVANTE en la actividad empresarial, y abandonando las soluciones tradicionales o las tímidas reformas, que crean más frustración que entusiasmo entre el personal (entendiendo por personal a todas las personas que forman parte del equipo humano de la empresa, sin excepciones). Siguiendo a EDWARD DE BONO, si queremos generar alternativas relevantes debemos recurrir al PENSAMIENTO LATERAL y confiar en que hay posibilidades nuevas y enriquecedoras si cambiamos la PERSPECTIVA, ampliamos el CAMPO DE VISIÓN y exploramos NUEVOS CAMINOS a nuestro alcance. Para ello necesitamos reenfocar nuestro punto de mira para encontrar alternativas donde no las solemos buscar (de ahí el término “pensamiento lateral”) y CUESTIONAR LOS HÁBITOS Y FORMAS DE PENSAR que limitan extraordinariamente nuestro campo visual. Precisamos contar con una MENTE abierta, con una descripción renovada del TERRITORIO y de las OPORTUNIDADES que nos ofrece, y, por último, con un cierto ESPÍRITU AVENTURERO. En definitiva, precisamos renovar nuestra MENTALIDAD y crear NUEVOS TERRENOS DE JUEGO donde desplegarla con garantías de éxito.

La clave está en las personas, decía antes, pero en las personas INSPIRANDO SU ACTIVIDAD con fórmulas renovadas, RELACIONÁNDOSE entre sí con fórmulas renovadas y ORGANIZÁNDOSE con fórmulas renovadas. Y no se trata de renovar a medias: eso no va a desatar nuevas energías ni posibilidades adicionales. Se trata de CUESTIONAR Y RENOVAR ASPECTOS TAN IMPORTANTES COMO los requisitos con los que se desempeña un papel en la empresa (hablemos de hasta dónde llega la implicación y la responsabilidad), el protagonismo en la toma de decisiones (hablemos del poder…), el estatus (hablemos de la jerarquía, las relaciones humanas o la recompensa), el diseño del futuro y la elección de las estrategias e inversiones más adecuadas, la gestión del día a día y la coordinación de las actividades, la valoración del desempeño o la satisfacción del personal.

Los aspectos anteriormente citados, y otros no mencionados, pueden ser FACTORES CRÍTICOS DE ÉXITO (utilizando la terminología de Porter) para cualquier negocio, mucho más de lo que creemos. Son aspectos sobre los que solemos pasar de puntillas porque generan DISCREPANCIAS Y ENFRENTAMIENTOS EN EL ENTORNO LABORAL. Y son aspectos que muy a menudo no terminan de ser adecuadamente enfocados, gestionados y resueltos. Hacerlo no es fácil, ciertamente, pero hay posibilidades reales de encontrar alternativas que disparen notablemente LA AGILIDAD Y EL ACIERTO EN LA GESTIÓN EMPRESARIAL (aprovechar los beneficios de la calidad y evitar los costes de la no calidad) y, por tanto, la PRODUCTIVIDAD de la empresa.

Ya podemos leer CASOS DE ÉXITO NOTABLES a pesar de que no todos los que lo han intentado han logrado triunfar en el primer asalto. Pero todos sabemos que esto no es relevante porque la PERSEVERANCIA es la madre de todos los éxitos. Y si alguien tiene dudas, que se inspire en el ejemplo del gran SHAKELTON y la odisea del Endurance.

Emilio Muñoz
Soluciones reales de gestión para la empresa

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)

Comentarios

Lo + visto

“EL SECRETO NO ES CORRER DETRÁS DE LAS MARIPOSAS…”

MOTIVACIÓN E INICIATIVA: TODO EMPIEZA POR UNO MISMO (DE LOS VERDADEROS ALIADOS)

COOPERACIÓN VS COMPETITIVIDAD: EL IMPRESCINDIBLE CAMBIO DE PARADIGMA
(y de la enorme diferencia entre querer ser mejor y querer ser el mejor)

¿COLABORAMOS O COMPETIMOS EN LA EMPRESA?: UNA AMBIGUA REALIDAD

LA LABOR DE EVALUACIÓN Y CONTROL DEL PERSONAL HOY: DEBILIDADES Y POSIBILIDADES

ESTRUCTURA JERÁRQUICA Y AGILIDAD (SINCRONIZACIÓN) EN EL FUNCIONAMIENTO DE LA EMPRESA: AGUA Y ACEITE