ESTRUCTURA JERÁRQUICA Y AGILIDAD (SINCRONIZACIÓN) EN EL FUNCIONAMIENTO DE LA EMPRESA: AGUA Y ACEITE

La estructura jerarquizada que utiliza la empresa para organizarse es una solución que puede funcionar bien en algún contexto concreto pero que da lugar a otro tipo de problemas, o limitaciones, que se ponen de manifiesto cada día con mayor agudeza. Algo hay que hacer…

“En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender
hasta su nivel de incompetencia.”

Laurence Johnston Peter (1919 - 1990)


UN RESUMEN
Si los seres humanos fuésemos máquinas, la estructura jerárquica de toma de decisiones (poder) sería la única alternativa para el buen funcionamiento de la empresa. Mientras el conocimiento fue un bien escaso y elitista, organizarse jerárquicamente fue una solución bastante aceptable. Por el contrario, en un contexto como el actual, en el que el CONOCIMIENTO ESPECIALIZADO SE DISTRIBUYE a lo largo de toda la empresa, y en el que las personas, además, tienen una BUENA PREPARACIÓN PARA ASUMIR RESPONSABILIDADES Y TOMAR DECISIONES, la estructura jerárquica ENTORPECE EL FLUIDO FUNCIONAMIENTO DE LA EMPRESA y le resta una agilidad y una fluidez que, hoy por hoy, resulta imprescindible para sobrevivir y prosperar.


PARA PROFUNDIZAR EN EL TEMA…
Es puro sentido común: con el paso de los siglos, el CONOCIMIENTO se ha ido ampliando, especializando y creciendo en complejidad. En la empresa actual, dicho conocimiento está progresivamente más distribuido. Por una razón muy simple: nuestra capacidad para aglutinar y dominar el saber de una disciplina es limitado.

En este contexto, hay que dejar a los especialistas ejercer su labor, CEDIENDO LA RESPONSABILIDAD Y EL PODER DE TOMAR DECISIONES, especialmente a nivel operativo, a la vez que se marcan los propósitos (y objetivos) y se establece un sistema de reporte. Coordinar y cohesionar sobre la base de la comunicación y el aprendizaje.

LA ESTRUCTURA JERÁRQUICA ES UN GRAN INCONVENIENTE para la cesión de la responsabilidad y la toma de decisiones. Esto es así porque crea responsables en cascada (responsables de responsables, de responsables…): no hay una cesión efectiva de la responsabilidad. De esta manera, la toma de decisiones no va pareja a la cadena de valor y al normal ciclo de los procesos sino que se desvía hacia arriba, perpendicularmente. Desviándose hacia arriba se agrava el RIESGO de que se produzcan dos problemas: PÉRDIDAS DE TIEMPO (se añaden pasos evitables) y DECISIONES QUE RESULTAN MÁS INADECUADAS cuanto más ascienden en la jerarquía (debido a que los superiores jerárquicos no disponen de información de primera mano y dependen de la calidad del reporte que se les haya hecho).

En definitiva, en nuestra sociedad actual la estructura jerarquizada es, cada vez más, un inconveniente que RESTA PRODUCTIVIDAD Y COMPETITIVIDAD a la empresa.

La rigidez de la estructura jerárquica puede aliviarse o agravarse por la FORMA EN EL QUE EL JEFE EJERZA SUS FUNCIONES DE DIRECCIÓN respecto a su personal de apoyo. De esta manera, un JEFE NO SUFICIENTEMENTE PREPARADO para sus tareas técnicas o con carencias en cuanto a sus habilidades de dirección (el que ha llegado a su nivel de incompetencia) tenderá a obligar a que su personal le consulte todo, creando un cuello de botella en el normal desenvolvimiento del trabajo de su equipo, y provocando tensiones con, y entre, su personal (al no añadir valor real y correr el riesgo de que empobrezca el proceso con decisiones inadecuadas). Por el contrario, un JEFE SEGURO, que domine tanto sus funciones técnicas como las habilidades de dirección tenderá a dejar un campo amplio de actuación a su personal (empoderamiento) y ejercerá un control liviano sobre la actividad de su equipo, haciéndolo mediante un sistema de reporte que interfiera poco. ¿Quiere esto decir que un jefe seguro y bien preparado es la solución ideal? No, simplemente que no es tan mala como podría ser. En cualquier caso, esto me recuerda mucho a los juegos de azar, y a muchos profesionales también.

En definitiva, la DELEGACIÓN (EMPODERAMIENTO) dentro de una organización jerarquizada es solo un alivio al problema, pero no una solución. Con la jerarquía lo que estamos haciendo, en realidad, es algo así como crear un convoy de transporte con diferente tipo de vehículos, con el problema que tienen los convoyes: el elemento más lento define la velocidad del conjunto

Al final, la DESCENTRALIZACIÓN debe formar parte de la cultura de la empresa (incluso, también, de la sociedad en su conjunto) y no funcionará mientras exista un derecho discrecional a ejercer una autoridad de unas personas sobre otras: mientras existan jerarquías tal y como las conocemos en la actualidad.

¿HAY ALTERNATIVAS a la estructura jerarquizada de organización? Por supuesto, y serán las predominantes en muy pocos años. De hecho, ya hay empresas en las que está funcionando. Y muy bien, por cierto.

La revolución organizativa está en marcha, y más vale ANTICIPARSE AL FUTURO…

Emilio Muñoz
Soluciones reales de gestión para la empresa

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)

Comentarios

Lo + visto

DARLE AL COCO EN AGOSTO. IDEAS SERIAS Y PROPUESTAS EXITOSAS

CUANDO EL TALENTO ES FLOR DE UN DÍA (DE LA CORRECTA GESTIÓN DEL TALENTO)

DARLE AL COCO EN AGOSTO. LO QUE SE DIRÁ DE EUROPA TRAS SU DECLIVE: UNA RECREACIÓN FUTURISTA

¿POR QUÉ OCURREN LAS CRISIS FINANCIERAS Y TIENEN CARÁCTER CÍCLICO? APRENDE Y SÉ PREVISOR…

DARLE AL COCO EN AGOSTO. LA DIFICULTAD DE CREAR UN ENTORNO DE TRABAJO REALMENTE COLABORATIVO (Y COMO SUPERARLA)

SINTONÍA E ARMONIA: CANZONE DI ECCELLENZA (SINTONÍA Y ARMONÍA EN EL TRABAJO EN EQUIPO)