LAS TRES CLAVES FUNDAMENTALES PARA QUE UNA ORGANIZACIÓN PROGRESE


¿Qué puede hacer que una organización destaque por su CAPACIDAD DE ADAPTARSE al entorno superando las condiciones desfavorables (las llamadas “amenazas”) y PROGRESAR APROVECHANDO LAS OPORTUNIDADES que surjan? Por supuesto, y como siempre, la respuesta está en sus HABILIDADES INTRÍNSECAS, nada más. Lo que explica la capacidad de na empresa para desenvolverse siempre está puertas adentro.


“El progreso depende de seres que son innovadores,
que rechazan los convencionalismos
y que modelan sus propios mundos”

Wayne Dyer (1940 – 2015)


Como en casi todas las realidades complejas, la capacidad de progresar de una organización depende de bastantes factores que, por otra parte, no tienen el mismo peso en todos los escenarios ni en todos los momentos. Sin embargo, ME VOY A CENTRAR EN TRES DE ELLOS que considero especialmente relevantes en todo momento y situación. Son FACTORES RADICALES puesto que se encuentran en la raíz misma del impulso que mueve la acción humana.

FACTOR 1. DEJARSE LLEVAR POR LAS PROPIAS INQUIETUDES Y EL INCONFORMISMO
Para crear progreso hay que INNOVAR, y para hacerlo hay que tener un punto de inconformismo con el estado presente de las cosas. Sin inconformismo hay CONTINUISMO, el sustento del ESTANCAMIENTO. El espíritu humano tiene una tendencia innata hacia la admiración y la creación de belleza y una sana inquietud natural por realizar una aportación única para mejorar lo que heredó. Inquietud e inconformismo son el motor del progreso.
FACTOR 2. LIBERAR LA MENTE PARA FACILITAR LA ACTUACIÓN DEL SENTIDO COMÚN
Otro factor decisivo. Solemos pensar que el acopio de conocimientos es suficiente para propiciar soluciones mejoradas. Es cierto que una buena inmersión en el ámbito de conocimiento de que se trate, facilita enormemente innovar para progresar pero en este bosquejo falta la chispa, y esa chispa es el sentido común: esa capacidad que tenemos para ENTRELAZAR EL CONOCIMIENTO Y VISUALIZAR POSIBILIDADES QUE ESTÁN OCULTAS y realmente creativas. Además, no siempre funciona sobre la base del conocimiento especializado. En otras ocasiones destaca, por ejemplo, al aprovechar el paralelismo que puede darse entre realidades de muy diferente naturaleza. En cualquier caso, el sentido común despunta cuando puede comunicarse en un entorno que no penalice o ridiculice el error. Si no es así, se bloquea y puede llegar a convertirse en un 2sentido” atrofiado.
FACTOR 3. SUPERAR LAS RESISTENCIAS DE LOS GRUPOS DE BLOQUEO
El progreso necesita de tiempo, como todo. Necesita ser CULTIVADO Y CUIDADO con mimo. Necesita de una IMPULSO CONSCIENTE Y CONSTANTE, así como de un ESFUERZO MANTENIDO y de un PROPÓSITO MOVILIZADOR (lo que llamamos “motivación” o “vocación”). El progreso es fruto de la acción creativa desplegada con convicción, motivación y empeño. Todos estos ingredientes hay que cuidarlos y favorecerlos, justo lo contrario de lo que muchas veces encontramos. Los intereses de poder, los grupos de presión, los círculos de influencia, los privilegios adquiridos se aglutinan en GRUPOS DE BLOQUEO QUE DESINCENTIVAN Y FRENAN EL PROGRESO por el peligro que puede suponer para el mantenimiento de sus intereses. ¿Admiramos y favorecemos el talento? ¿Impulsamos la creatividad y el progreso? Por desgracia, en la mayor parte de los casos, solo si no cuestionan directa o indirectamente los intereses ya consolidados e institucionalizados.

En muchos casos, por desgracia, se puede encontrar un cuadro realmente triste: el “establishment” (el poder establecido) no dedica su tiempo a liderar el progreso sino a perpetuar su poder, para lo que crea estructuras de difícil acceso en las que concentra y acapara el poder de decisión. En estos casos, la organización se estanca, pierde su capacidad de adaptación y progreso, huye el talento y se entra en un CÍRCULO VICIOSO DE EMPOBRECIMIENTO COMPETITIVO. En mi opinión, este es uno de los factores que propicia el fracaso empresarial.


El progreso necesite un IMPULSO y que NO SE CERCENE. Gestionar adecuadamente las organizaciones para potenciar el sano funcionamiento de estos tres factores mencionados es decisivo para la SOSTENIBILIDAD y el PROGRESO de las mismas. Y a poco que se utilice el SENTIDO COMÚN se puede hacer realmente bien…

Emilio Muñoz
Soluciones reales de gestión para la empresa
© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)

Comentarios

Lo + visto

DIRIGIR EN EL SIGLO XXI: LAS LECCIONES QUE HOY NOS PODRÍA DAR PETER DRUCKER

DIRECTIVOS DEL SIGLO XXI: ¿JEFES? ¿CONDUCTORES DEL EQUIPO? ¿COACHERS?

EL PROFESIONAL DEL SIGLO XXI: RESPONSABILIDAD Y AUTONOMÍA

“EL SECRETO NO ES CORRER DETRÁS DE LAS MARIPOSAS…”

ORGANIZACIÓN EN EL SIGLO XXI: EL PODER DE LO INTUITIVO Y DE LOS ESPACIOS REALMENTE COLABORATIVOS

LA TRASCENDENCIA DEL RETO ORGANIZATIVO. RENOVARSE O MORIR