DIRECTIVOS DEL SIGLO XXI: ¿JEFES? ¿CONDUCTORES DEL EQUIPO? ¿COACHERS?

Pues ninguna de las anteriores, en mi opinión. El directivo del siglo XXI tiene que jugar el papel de facilitador, sirviendo al grupo para que el grupo sirva a la empresa. Aunque, realmente, el título “directivo” no tenga ya sentido.

Veamos unas pocas notas.

"El mejor gobierno es aquel que nos enseña
a gobernarnos a nosotros mismos"

Johann Wolfgang Von Goethe (1749 – 1832)


UN RESUMEN…

Daniel Barenboim with the Chicago Symphony Orchestra - 1991
A NUEVOS TIEMPOS NUEVOS ROLES. Y el mundo ha cambiado tanto a nivel social, económico y, especialmente, tecnológico, que se impone un cambio en el papel de las personas en el ámbito empresarial. Más adelante detallo algunos rasgos del nuevo rol que hará que el directivo del siglo XXI (mejor sería hablar del heredero del papel del actual directivo) permita que se DESPLIEGUE TODO EL POTENCIAL HUMANO en la empresa, hoy obstaculizado.

Para ello, el directivo debe ser UNO MÁS EN EL GRUPO, RECONOCIDO POR SUS COMPAÑEROS PARA DESEMPEÑAR EL ROL DE FACILITADOR que mencionaba en la introducción. Tan solo lo ejercerá cuando sea necesario, y tendrá una o varias funciones bajo su responsabilidad, como el resto de los miembros.

¿Esto está ya funcionando en algún sitio? SÍ. Y CON ÉXITO. No voy a decir que sean exactamente los mismos planteamientos que yo expongo a continuación pero sí son similares y se inspiran en los mismos principios e hipótesis. Por poner un solo ejemplo, ¿a alguien le suena GOOGLE? ¿Alguien duda de que es una de las empresas más deseadas para trabajar? ¿Y puede alguien dudar de que es un negocio especialmente próspero? LASZLO BOCK, Vicepresidente senior de RRHH, ha escrito un libro cuya lectura recomiendo: “La nueva fórmula del trabajo” (2015, Conecta-Penguin).


…Y UNAS REFLEXIONES.

Avanzar hacia un esquema organizativo novedoso siempre implica pasar por un PERIODO DE TRANSICIÓN (y conquista), que es, para unos, inquietante, y para otros, apasionante. Y que está especialmente recomendado para pioneros. Esta transición sucederá en cualquier empresa que desee INNOVAR EN ORGANIZACIÓN Y GESTIÓN, y es lo que, poco a poco, se irá introduciendo y asentando en todas las empresas. Así, progresivamente, el rol del directivo irá adquiriendo unos RASGOS similares a los que expongo a continuación:

  1. Al tratarse de un profesional de reconocido prestigio, asume de forma especial la labor de DAR FEEDBACK al grupo, tanto a nivel grupal como individual. Como no busca polémicas o imponer su criterio (ni tiene la potestad para imponerlo), expone sus apreciaciones y ofrece aclaraciones cuando lo considera positivo o cuando se le pide. El resto del equipo puede dar también feedback en cualquier momento, pero con las mismas condiciones. Todas las reflexiones que puedan hacerse tienen la única y última intención de MEJORAR EL DESEMPEÑO del equipo y deben ser difundidas sin limitaciones entre sus miembros. Normalmente en reuniones ordinarias (pero que no precisan ser periódicas) o extraordinarias (en caso de gravedad) que se sean convocadas para gestionar los asuntos referidos al propio funcionamiento del equipo.
  2. Como valor añadido a lo anterior, da RECOMENDACIONES (no ordenes), al grupo o a los individuos sobre ALTERNATIVAS en cuanto a tácticas, procesos, actividades, herramientas, y soluciones de coordinación, tanto interna como externa.
  3. Se convierte, de hecho, en el REPRESENTANTE DEL CLIENTE (INTERNO O EXTERNO) Y DEL GRUPO EMPRENDEDOR que mantiene la propiedad de la empresa, pero no tiene poder sobre el resto de sus compañeros para imponer sus criterios o exigir actuación concreta alguna. Este cometido LE INHABILITA PARA SER EL REPRESENTANTE DE SUS COMPAÑEROS ante los clientes y el grupo emprendedor. Una solución ya sabiamente apuntada en la organización holacrática.
  4. Carente de autoridad (capacidad para imponer su voluntad) su labor se despliega hacia fuera como enlace o coordinador: FACILITA LA COORDINACIÓN Y SINTONIZACIÓN CON EL RESTO DE EQUIPOS E INTERESES de la empresa. Asiste a su equipo para que entre en sintonía con el resto de la empresa y / o agentes externos. De igual manera, ejerce esa labor de coordinación DENTRO DEL GRUPO pero solo actúa, en ambos casos, cuando resulta necesario.
  5. Despojado de poder, debe tratarse de alguien que tenga FACILIDAD PARA INFLUENCIAR al grupo y, por tanto, PRESTIGIO. En su papel de facilitador SUGIERE, RECOMIENDA Y CONVENCE CON ARGUMENTOS procurando estimular que aflore el talento de cada cual hasta alcanzar su máximo potencial.
  6. Cualquier miembro del equipo puede tomar la iniciativa para tratar cualquier cuestión de las aquí señaladas, de forma ABIERTA y COORDINADA. El espíritu siempre es de COLABORACIÓN, en ningún caso de competición o enfrentamiento.

Como puede suponerse, en este esquema de funcionamiento, TODAS LAS PERSONAS (Y NO SOLO LOS “DIRECTIVOS”) JUEGAN UN PAPEL DIFERENTE, con roles diferentes. En otro artículo lo abordaré.

Es conveniente señalar también que en el futuro, el CENTRO DE GRAVEDAD DE LA EMPRESA no será ni la jerarquía (en su sentido actual, que siempre debe haber un orden y unas prioridades) ni el directivo (siento desilusionar a muchos), sino el propio EQUIPO encargado de realizar un proceso o una parte del mismo con significado propio.

Y una última aclaración: la ESPECIALIZACIÓN (segmentación del trabajo), aplicada sin fino criterio, puede terminar provocando que ciertas responsabilidades se desprendan de quienes son sus legítimos protagonistas (para bien o para menos bien). Por muchas razones que encontremos, no podemos despojar a un equipo de sus más básicas responsabilidades y de sus más esenciales tomas de decisiones. SE LE PUEDE APOYAR EN LA TOMA DE DECISIONES PERO NO DESPOJAR DE SU RESPONSABILIDAD, como tantas veces se ha hecho con resultados negativos. EL LÓGICO PROTAGONISMO NUNCA SE DEBE CEDER a terceros, sea un jefe, un departamento especializado o un asesor externo.


Emilio Muñoz
Soluciones reales de gestión para la empresa

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)

Comentarios

Lo + visto

TRANSPARENCIA, CONFIANZA Y PRODUCTIVIDAD

PRODUCTIVIDAD Y "CONTAMINACIÓN” EMOCIONAL"

A CUENTA DEL MITO DE LA LONGITUD DEL CURRÍCULO: UNA VISIÓN RENOVADA SOBRE LA CRIBA CURRICULAR EN EL PROCESO DE SELECCIÓN

¿QUÉ DEBEMOS TENER EN CUENTA PARA CONSTRUIR UN EXCELENTE EQUIPO DE TRABAJO?

MOTIVACIÓN E INICIATIVA: TODO EMPIEZA POR UNO MISMO (DE LOS VERDADEROS ALIADOS)

LA IMPRESCINDIBLE RENOVACIÓN EN LAS RELACIONES JEFE – EMPLEADO