CUANDO EL TALENTO ES FLOR DE UN DÍA (DE LA CORRECTA GESTIÓN DEL TALENTO)

Tanto hablar de captar el TALENTO (uno de los temas de moda, con el peligro que ello entraña) y me temo que, en más casos de los imaginables, SE ESTÁ DESPERDICIANDO EL POTENCIAL DEL PROPIO PERSONAL y no se han dispuesto las condiciones para que uno u otro (interno o reclutado) llegue a DAR BUENOS FRUTOS. Hablamos mucho de talento pero no termino de estar convencido de que estemos afrontando esta problemática de forma adecuada.

“Existe algo mucho más escaso, fino y raro que el talento.
Es el talento de reconocer a los talentosos”

Elbert Hubbard (1856 - 1915)

UN RESUMEN…

Meditation. Candle hand keep confidence
(Free Image: Max Pixel)


¿QUEREMOS TALENTO? Pues abramos los ojos, detectemos el potencial de nuestro personal y CONSTRUYAMOS LAS CONDICIONES QUE FOMENTEN SU AFLORAMIENTO. Esas mismas condiciones son las que permitirán COMPROMETER Y HACER FLORECER EL TALENTO CAPTADO EN EL EXTERIOR, si es que se opta por esta alternativa. Para ello es imprescindible que desde los centros de poder (la dirección general de la empresa y su equipo directivo) se asuma el protagonismo y la responsabilidad absoluto de HACER QUE LAS COSAS OCURRAN. Y volcarse en un esfuerzo continuado. NO HAY ATAJOS, Y MIRAR PARA OTRO LADO ES LLAMAR A LA PUERTA DEL FRACASO.


…Y UNAS REFLEXIONES.

Me disgusta ver cómo ese rescoldo provinciano que aún sigue estando en nuestra cultura empresarial sigue VALORANDO MÁS EL TALENTO FORÁNEO QUE EL PROPIO (se trate del país o de una empresa). Al llevar a cabo un proceso de selección, nuestro miedo a equivocarnos nos lleva a confiar mucho más en el número de (aparentes o reales) bendiciones que trae el candidato que en nuestro propio criterio e instinto. Ese ÉNFASIS EN EVITAR EL RIESGO es, ya de por sí, un síntoma preocupante de inseguridad propia, pero lo más triste de todo es terminar equivocándose (cuando no cuaja el candidato seleccionado) habiendo renunciado a confiar en nuestro criterio e instinto.

Son muchos los que se suben al carro de la busca y captura del talento (la moda), como si se tratara de un bien de consumo más, y la promesa de soluciones seguras e inmediatas para todo. Los responsables empresariales y directivos que así actúan, yerran con contundencia y actúan con suma imprudencia. Ante todo demuestran desconocer las claves más importantes para que se produzca un buen desempeño y para que el talento reverdezca la actuación empresarial.

Yo soy de los que piensa que TODOS LLEVAMOS DENTRO TALENTO, aunque no todos llevemos el mismo tipo de talento (ni en el mismo grado) ni le echemos el mismo esfuerzo para pulirlo y explotarlo. Pienso, además, que hay un talento caro, que es el que deslumbra y muestra una gran iniciativa; y un talento barato, que es el que pasa más desapercibido y tiene menor tendencia a manifestarse. Este último, sin embargo es el que más abunda y, sinceramente, yo diría que es la gran reserva de talento por poner a trabajar. Por otro lado, el talento solo consigue desplegarse y consolidarse en los ENTORNOS ADECUADOS, algo que solemos olvidar con suma facilidad. Entornos que deben ser FOMENTADOS DESDE TODAS LAS INSTANCIAS DEL PODER EMPRESARIAL Y CALAR EN LA CULTURA FORMAL E INFORMAL DE LA ORGANIZACIÓN. Si no se crean esos entornos, plantearse cualquier iniciativa relacionada con el talento es un absurdo: el talento interno nunca aflorará, y el talento externo adquirido a golpe de talonario nunca arraigará.

En conclusión: una empresa dispondrá de talento solo si es capaz de asumir esta lógica de la que hablo, y crear ese ENTORNO EMPRESARIAL QUE PERMITA MADURAR, POTENCIAR Y PONER A TRABAJAR EL TALENTO DE CADA CUAL. La responsabilidad y el centro de atención se deben desligar del candidato y traspasar al EQUIPO DIRIGENTE de la empresa. Mientras no cambie nuestra mentalidad y asumamos este principio básico el talento interno no aflorará y el externo, de ser captado, será flor de un día.

¿Cómo se crea ese entorno? CAMBIANDO NUESTRA MENTALIDAD Y ASUMIENDO NUESTRAS RESPONSABILIDADES, como ya he dicho. Creando un MARCO DE RELACIONES Y ORGANIZACIÓN donde la confianza sea verdaderamente un bien irrenunciable, donde la libertad de pensamiento y la crítica constructiva sea la fuente de todo conocimiento y proyecto, donde el poder sea realmente compartido y donde, en definitiva, no se ponga traba alguna al despliegue de las inquietudes, habilidades y aspiraciones de cada cual. Por solo mencionar algunos requisitos.

Es importante que dicho entorno se mantenga, se fortalezca y se enriquezca continuamente. No vale crearlo y echarse a dormir. Por el contrario, se debe DINAMIZAR Y RENOVAR DE FORMA CONTINUA.

Si muchos dirigentes miraran hacia adentro con agudeza y se preocuparan por crear un entorno y un clima laboral que incentive el buen desempeño y la creatividad se darían cuenta, seguramente, de que el talento ha estado pasando por sus dependencias sin que se dieran cuenta. Más aún, llegarían a la conclusión de que han sido ellos, en su ceguera, los que han provocado que el talento se les fuera, de la misma forma que son los responsables de que el talento interno no haya germinado y florecido en sus campos de cultivo, por el simple hecho de que no crearon las condiciones adecuadas ni fueron lo suficientemente cuidadosos. En estas compañías, si alguna vez pasó el talento (surgido dentro o importado desde fuera) fue flor de un día: pronto migró para encontrar mejores tierras donde echar raíces y fructificar.

Emilio Muñoz
Soluciones reales de gestión para la empresa

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)

Comentarios

Lo + visto

DARLE AL COCO EN AGOSTO. IDEAS SERIAS Y PROPUESTAS EXITOSAS

DARLE AL COCO EN AGOSTO. LO QUE SE DIRÁ DE EUROPA TRAS SU DECLIVE: UNA RECREACIÓN FUTURISTA

¿POR QUÉ OCURREN LAS CRISIS FINANCIERAS Y TIENEN CARÁCTER CÍCLICO? APRENDE Y SÉ PREVISOR…

DARLE AL COCO EN AGOSTO. LA DIFICULTAD DE CREAR UN ENTORNO DE TRABAJO REALMENTE COLABORATIVO (Y COMO SUPERARLA)

SINTONÍA E ARMONIA: CANZONE DI ECCELLENZA (SINTONÍA Y ARMONÍA EN EL TRABAJO EN EQUIPO)