EMPRENDER: UNA OBRA DE ARQUITECTOS Y APAREJADORES
(DE LA DECISIVA APORTACIÓN DE LOS ESPECIALISTAS EN GESTIÓN EMPRESARIAL)


Hay algo básico que a menudo falla (lo dicen las estadísticas) cuando alguien se lanza a dar vida a su propio proyecto empresarial; algo de lo que todo emprendedor debería ser consciente y debería tener adecuadamente cubierto antes de asumir riesgos. Y siendo algo para lo que debería estar suficientemente formado, siempre tiene la opción de recurrir a los profesionales que estamos en condiciones de alejarles de los muchos peligros invisibles y de asesorarle sobre las sendas seguras del crecimiento. Son las ventajas de la especialización.


Me hago eco de la información facilitada por la Confederación Española de Asociaciones de Jóvenes Empresarios (CEAJE), a través de su Presidente, Juan Merino, que estima en un 70% LAS PYMES QUE DESAPARECEN ANTES DE HABER LLEGADO AL CUARTO AÑO DE EXISTENCIA. La CEAJA apunta a las DIFICULTADES FINANCIERAS y a la FALTA DE PLANIFICACIÓN como causas principales de este doloroso dato. ¡Y da justo en el blanco!

EMPRENDER TIENE SUS EXIGENCIAS y requiere del emprendedor que se dote de una serie de ACTIVOS TANGIBLES E INTANGIBLES sin los cuales su proyecto se verá seriamente condicionado y amenazado. MUCHOS EMPRENDEDORES, POR PURO DESCONOCIMIENTO, OBVIAN ESTA REALIDAD, hecho que termina redundando en un desenlace dramático.

La actividad de emprender requiere de ARQUITECTOS VISIONARIOS en extremo voluntariosos, sí. Pero esto es una condición necesaria, no suficiente. Realmente no hay ninguna condición necesaria y suficiente como ocurre en muchos postulados matemáticos. ¡Y es que EMPRENDER NO ES UNA CIENCIA EXACTA! Algo que se olvida con demasiada facilidad, tal vez de forma un poco más habitual por los profesionales formados en ciencias, menos acostumbrados a la ambigüedad de todo lo relacionado con la economía y las ciencias de la actividad humana.

Al igual que el arquitecto, EL EMPRENDEDOR NECESITA DE UN "APAREJADOR" QUE LE AYUDE A LEVANTAR EL EDIFICIO EMPRESARIAL ELUDIENDO EL RIESGO "ESTRUCTURAL" DE DERRUMBE, APUNTALÁNDOLO SOBRE PILARES FIRMES Y SUGIRIENDO OPORTUNIDADES OCULTAS DE MEJORA. ¿Es imprescindible que el "arquitecto emprendedor" cuente con un "aparejador constructor"?. Por supuesto que no. Pero entonces debe asegurarse de que posee los conocimientos necesarios para hacer lo que es necesario que se haga. ¡Y hacerlo bien! Realmente, el emprendedor podría hacerlo todo, pero lo más probable es que le falten cualidades, formación, "ancho de banda" (posibilidad de pensar y actuar eficazmente en todos los frentes de forma simultánea) y tiempo. Por eso, lo razonable, y LO QUE FUNCIONA, ES CONTAR CON ALIADOS que suplan sus carencias o, simplemente, su falta de tiempo. Pura lógica que siempre debería tener presente el emprendedor. Téngase en cuenta que cuando hablo de aliados, me refiero a VERDADEROS ALIADOS, MUTUAMENTE COMPROMETIDOS: uña y carne, como se suele decir.

Uno de esos aliados que no puede faltar es el ESPECIALISTA EN GESTIÓN: aquellos PROFESIONALES QUE PODEMOS ASESORAR CON CRITERIO RESPECTO A LA SOLIDEZ DE LA ESTRUCTURA EMPRESARIAL, DETECTANDO GRIETAS (DEBILIDADES), PROPONIENDO REFUERZOS QUE MEJOREN SU SOLIDEZ Y SUGIRIENDO DESARROLLOS QUE OFREZCAN NUEVAS FUNCIONALIDADES Y REDUNDEN EN UNA MAYOR ROBUSTEZ. Se trata de lo que yo denomino "GESTIÓN ORGÁNICA" DEL NEGOCIO: aspectos y variables referidos a los órganos constitutivos de la organización que deben ser finamente atendidos y gestionados para que un proyecto se consolide firmemente, aprovechando las oportunidades que le ofrece el entorno, evitando riesgos y superando debilidades. ¡Casi nada...!

Como siempre, contarlo es muy fácil. EL GRAN RETO ES LLEVARLO A LA PRÁCTICA DE FORMA EXITOSA para, de esta manera, reducir ese lacerante porcentaje de empresas que se ven obligadas a cerrar dejando a un buen puñado de profesionales en la calle. ¡Todo un reto! Un reto tan duro como apasionante...

Emilio Muñoz
Soluciones reales de gestión para la PYME

Comentarios

Lo + visto

DIRIGIR EN EL SIGLO XXI: LAS LECCIONES QUE HOY NOS PODRÍA DAR PETER DRUCKER

DIRECTIVOS DEL SIGLO XXI: ¿JEFES? ¿CONDUCTORES DEL EQUIPO? ¿COACHERS?

EL PROFESIONAL DEL SIGLO XXI: RESPONSABILIDAD Y AUTONOMÍA

“EL SECRETO NO ES CORRER DETRÁS DE LAS MARIPOSAS…”

ORGANIZACIÓN EN EL SIGLO XXI: EL PODER DE LO INTUITIVO Y DE LOS ESPACIOS REALMENTE COLABORATIVOS

LA TRASCENDENCIA DEL RETO ORGANIZATIVO. RENOVARSE O MORIR