PROPUESTA PARA UN MARCO DE CONVIVENCIA Y CONDUCTA EN LA EMPRESA


"El entendimiento es una tabla lisa
en la cual nada hay escrito"
Sigmund Freud (1856 - 1939)


MARCO GENERAL DE CONVIVENCIA Y CONDUCTA

  1. El MARCO DE CONVIVENCIA será aquel que esté presidido por el RESPETO, LA CONFIANZA, EL ENTENDIMIENTO, LA COLABORACIÓN, EL ESFUERZO INDIVIDUAL Y COLECTIVO, Y LA CREATIVIDAD.
  2. Para crear dicho marco de convivencia, resulta imprescindible CONCILIAR una serie de COMPROMISOS por parte de todos los actores de la empresa, de tal manera que ENCAUCE LA ACTIVIDAD DE CADA UNO DE ELLOS Y LA CONVIVENCIA DE TODOS bajo unos postulados que den solidez al proyecto empresarial, y rindan unos beneficios aceptables a sus profesionales.
  3. Los compromisos aquí descritos PODRÁN CONSOLIDAR UN MARCO DE CONVIVENCIA PROVECHOSO PARA TODOS, SIEMPRE Y CUANDO SEAN CUMPLIDOS POR TODAS LAS PARTES DE FORMA SIMULTÁNEA, en el buen entendimiento de que la MEJORA EN LAS ACTITUDES debe exigirse estrictamente en todo momento, y la MEJORA EN LOS BENEFICIOS SOCIALES solo podrán ser exigida en la medida que el resultado de la actividad empresarial lo permita. NO SE PUEDE EXIGIR RESULTADOS ANTES DE INVERTIR.

COMPROMISOS DE LA DIRECCIÓN DE LA EMPRESA

  1. La EMPRESA debe asegurar una RETRIBUCIÓN JUSTA, supeditada al servicio prestado por cada empleado, y de acuerdo a sus posibilidades, reconocibles por su posición en el mercado y por el resultado de sus operaciones (a su vez, fruto de la labor realizada por el propio equipo humano).
  2. La EMPRESA debe procurar unas CONDICIONES DE TRABAJO ajustadas al marco legal. Pero más allá de este mínimo se propondrá alcanzar los niveles que sean precisos para mejorar el BIENESTAR de los profesionales que trabajan en ella, en un CLIMA DE RESPETO, ENTENDIMIENTO Y CORDIALIDAD que haga posible un SALUDABLE Y FORTALECIDO ESPÍRITU DE EQUIPO.
  3. La empresa favorecerá la FORMACIÓN DEL PERSONAL Y SU PROMOCIÓN hasta alcanzar los puestos de responsabilidad en los que pueda prestar un SERVICIO EXCELENTE. Cada puesto será cubierto en función de la IDONEIDAD mostrada por cada profesional, en función de sus CAPACIDADES. Adicional pero secundariamente se evaluarán aspectos como es el compromiso, implicación, iniciativa, etc.

COMPROMISOS DE LOS PROFESIONALES DE LA EMPRESA

  1. Cada profesional debe asegurarse de prestar un servicio adecuado -tanto en CANTIDAD como en CALIDAD- a las exigencias del puesto y del papel que es preciso que cumpla dicho puesto, dentro del conjunto de la ORGANIZACIÓN. El planteamiento general será siempre el de una ALTA EXIGENCIA, acorde con las esperanzas puestas en el futuro de este proyecto empresarial, consistente en llegar a ser una GRAN EMPRESA, NO TANTO EN SUS ASPECTOS CUANTITATIVOS COMO CUALITATIVOS.
  2. En el contexto descrito hasta ahora, resulta IMPRESCINDIBLE que todos los profesionales que integren la empresa muestren un COMPROMISO INQUEBRANTABLE con el proyecto empresarial (su CULTURA, sus METAS y sus LÍDERES), una CONSTANTE IMPLICACIÓN en el buen ejercicio de sus responsabilidades, y un CONTINUADO ESFUERZO POR MEJORAR SU PROPIA CUALIFICACIÓN (mediante la formación, el adiestramiento, etc.), LAS BUENAS PRÁCTICAS EN SU ÁREA DE RESPONSABILIDAD Y LA CALIDAD DE SU SERVICIO.
  3. La empresa tomará cuantas decisiones sean oportunas para disponer de un EQUIPO DE PROFESIONALES DE ALTO RENDIMIENTO y exigirá de los mismos su firme disposición a MEJORAR CONTINUAMENTE SUS HABILIDADES. Para ello se dispondrá de un adecuado sistema de EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO, lo más objetivo y contrastable posible.

COMPROMISOS COMUNES A TODAS LAS PARTES

  1. Inquebrantable VOLUNTAD DE ENTENDIMIENTO y vocación por alcanzar ACUERDOS Y COMPROMISOS que se puedan considerar beneficiosos para todas las partes, siempre en el contexto de que es la propiedad de la empresa la que determina LA VOCACIÓN DE LA MISMA. Para ello será imprescindible establecer unos CANALES DE COMUNICACIÓN que encaucen toda INFORMACIÓN QUE SEA PROVECHOSA, CONFLICTIVA O SIMPLEMENTE RELEVANTE, y mantener una RESPETUOSA DISPOSICIÓN A ESCUCHAR Y DIALOGAR.
  2. COMPROMISO EN RESOLVER TODOS LOS CONFLICTOS de forma DIALOGADA o, cuando menos, EVITANDO RECURRIR A MEDIDAS UNILATERALES QUE DERIVEN EN ENFRENTAMIENTOS, PERDIDA DEL RESPETO O INDISCIPLINA. Creación de un CLIMA DE MUTUA CONFIANZA basada en los valores del RECONOCIMIENTO, del RESPETO y del SENTIMIENTO DE COMUNIDAD.
  3. La empresa se regiría por su PROPIO CÓDIGO DE BUENA CONDUCTA y su propia calificación de la gravedad de las faltas cometidas por sus profesionales, siempre DE ACUERDO CON LOS REPRESENTANTES elegidos por cada parte y sin conculcar la normativa vigente en materia laboral.
Emilio Muñoz
Soluciones reales de gestión para la empresa

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

Comentarios

  1. Este marco de convivencia del que hablas me parece tan idealista y tan utópico, que no sé si realmente puede darse. Aún dándose las condiciones por parte de la empresa y por parte de los profesionales (cosa que ya veo muy difícil), indudablemente cada persona es un universo singular, y no todos responden igual, siempre habrá quien no esté conforme; o incluso por carácter o personalidad no sepa "convivir". Ójala Emilio, ójala esto de lo que hablas fuera algo tangible, palpable. Ójala las empresas al margen de moverse por intereses económicos estuvieran impregnadas de esos nobles ideales, pero la realidad que se nos muestra a diario es otra muy distinta.
    ¿Estamos preparados para trabajar en un marco así? ¿crees que es posible por muy utópico que suene?

    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente debo reconocer que es muy difícil, Ruth. Por mucho que haya progresado este mundo, el progreso ha sido mucho más técnico que personal y emocional. La vertiente social del hombre sigue siendo muy dura. Hemos conseguido cierto grado de respeto en nuestras relaciones interpersonales, pero nuestro egoísmo, nuestra visión cicatera y nuestro poco culto al esfuerzo, hace que dichas relaciones -y las laborales, entre ellas- estén llenas de incidencias.

    La historia de la humanidad, por desgracia, sigue siendo la crónica del conflicto, más o menos violento, más o menos desagradable. En este contexto, difícil es llegar a marcos de alta exigencia ética, aunque se trate de colectivos reducidos.

    Pero no por ello debemos de dejar de aspirar a todo. De ello depende nuestra posible felicidad.

    Traigo aquí la cita de Ortega que he puesto en el post de hoy:

    "Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande.
    Sólo es posible avanzar cuando se mira lejos" José Ortega y Gasset (1883 - 1955)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo + visto

DIRIGIR EN EL SIGLO XXI: LAS LECCIONES QUE HOY NOS PODRÍA DAR PETER DRUCKER

DIRECTIVOS DEL SIGLO XXI: ¿JEFES? ¿CONDUCTORES DEL EQUIPO? ¿COACHERS?

EL PROFESIONAL DEL SIGLO XXI: RESPONSABILIDAD Y AUTONOMÍA

“EL SECRETO NO ES CORRER DETRÁS DE LAS MARIPOSAS…”

ORGANIZACIÓN EN EL SIGLO XXI: EL PODER DE LO INTUITIVO Y DE LOS ESPACIOS REALMENTE COLABORATIVOS

LA TRASCENDENCIA DEL RETO ORGANIZATIVO. RENOVARSE O MORIR