LA REGLA DE ORO (DE LA REGLA FANTASMA)


"La vida es como la música, debe componerse con el oído,
el sentimiento y el instinto, no mediante reglas"

Samuel Butler (1835-1902)


A menudo puede encontrarse uno con referencias a las REGLAS DE ORO referidas a algún tema concreto. "Las reglas de oro para..." podría ser el comienzo del título de un libro, de un artículo o de un programa de televisión en el que se aportan indicaciones para SUPERAR MAGISTRALMENTE DETERMINADAS DIFICULTADES ESPECIALMENTE COMPLICADAS.

Siempre me han hecho desconfiar estos TÍTULOS TAN SUGERENTES COMO INEFICACES porque aunque realmente fueran tan valiosas como prometen, lo cierto es que LA DIFICULTAD REAL RESIDE EN APLICARLAS. Además, la realidad es tan variada cuantitativa y cualitativamente que una hipotética "regla de oro" no siempre es aplicable y, de serlo, su aplicación práctica requiere de una cierta sabiduría para hacer de tal forma que se consigan los mejores resultados.

Bien podríamos resumir que NO EXISTEN REGLAS DE ORO porque, ante lo fácil, no se necesitan dichas reglas, y, por el contrario, ante lo difícil se torna mucho más importante la habilidad de su aplicación que la propia regla. Me atrevería a decir que ANTE LAS DIFICULTADES REALES NO EXISTE PATRÓN DE MEDIDA NI REGLA DE ORO QUE VALGA.

Así las cosas, podríamos concluir que SOLO EXISTE UNA REGLA DE ORO: QUE NO EXISTEN REGLAS DE ORO. Esta es, por tanto, LA REGLA FANTASMA: existe para no existir. Curioso, cuando menos.

Emilio Muñoz
Soluciones reales de gestión para la empresa

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

Comentarios

  1. Estoy contigo, porque no pueden haber "reglas" o "patrones" para tratar a un colectivo, por lo que te decía en otro artículo, cada persona es un universo y varios profesionales expuestos a las mismas condiciones de trabajo por ejemplo, no van responder del mismo modo. Quizás se puedan aplicar algunas pautas que delimiten un poco el camino, algunos puntos en común, pero sin duda ninguna regla de oro o fórmula infalible; quien crea en ella sólo conseguirá golpearse fuerte contra la realidad.
    Algo así nos pasa a los que acabamos "carreras", cuando salimos de ellas somos un manojo de ideales, esos ideales que nos muestran los libros de texto, y luego cuando accedes al mercado laboral te das de bruces contra dificultades de las que nadie te había hablado.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Estoy contigo, Ruth. La realidad es tan sumamente compleja que no se puede condensar su diversidad en una regla de oro. Y también es cierto que, esa pasión por el reduccionismo y la especialización que se ha instalado en nuestro mundo es un gran motivo de desencanto en cuanto chocas con la realidad.

    La realidad siempre hay que verla tal cual, en toda su complejidad. Cuanto antes aprendamos que tenemos mucho por aprender y mucho por trabajar para llegar a tener criterio en lo que sea, antes nos pondremos a ello y más dificilmente nos decepcionaremos.

    Gracias por tu comentario, Ruth.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo + visto

TRANSPARENCIA, CONFIANZA Y PRODUCTIVIDAD

PRODUCTIVIDAD Y "CONTAMINACIÓN” EMOCIONAL"

A CUENTA DEL MITO DE LA LONGITUD DEL CURRÍCULO: UNA VISIÓN RENOVADA SOBRE LA CRIBA CURRICULAR EN EL PROCESO DE SELECCIÓN

¿QUÉ DEBEMOS TENER EN CUENTA PARA CONSTRUIR UN EXCELENTE EQUIPO DE TRABAJO?

MOTIVACIÓN E INICIATIVA: TODO EMPIEZA POR UNO MISMO (DE LOS VERDADEROS ALIADOS)

LA IMPRESCINDIBLE RENOVACIÓN EN LAS RELACIONES JEFE – EMPLEADO