VISIÓN Y EXPERIENCIA COMO COMPETENCIAS BÁSICAS DE GESTIÓN: CONOCIMIENTO APLICADO

No es suficiente con tener datos. No basta con comprender e interiorizar la información para crear conocimiento. Además, hace falta SABER INTERPRETAR el CONTEXTO en el que se hará trabajar ese conocimiento y cómo utilizarlo para CONVERTIRLO en una herramienta de transformación y creación de riqueza. El conocimiento se perfecciona solo cuando llega a ser CONOCIMIENTO APLICADO. Mientras tanto, simplemente es CONOCIMIENTO CON UN POTENCIAL intrínseco en espera de la MAESTRÍA que lo convierta en DECISIONES ACERTADAS.

“Entre hombre y hombre no hay gran diferencia.
La superioridad consiste en aprovechar
las lecciones de la experiencia”

Tucídides (460 aC – 395 aC)


UN RESUMEN…

Photo by NeONBRAND on Unsplash
En definitiva, no basta con tener datos o conocimientos. Hay que RECONOCER CUÁNDO SURGE LA OPORTUNIDAD DE APROVECHARLOS Y CÓMO UTILIZARLOS. O lo que es lo mismo, saber enlazar el potencial de un conocimiento valioso con la realidad en la que puede actuar de forma provechosa.

Lo que vengo a decir es que toda información o conocimiento que no sirve PARA TOMAR (BUENAS) DECISIONES, es un conocimiento latente, en estado de letargo. Además, apostillo que no solo basta con la materia prima: hay que saber tratarla y aplicarla. Por estas razones, considero que hay dos COMPETENCIAS DECISIVAS que ponen en valor el conocimiento.


…Y UNAS REFLEXIONES.

La PRIMERA COMPETENCIA que pone en valor el conocimiento tiene que ver con el reconocimiento del entorno y el contexto en el que va a ser aplicado el conocimiento. Si hablamos de realidades complejas, como suele ocurrir en todos los ámbitos de la gestión empresarial, necesitamos aprehender (en su acepción de asimilar o llegar a comprender) dicha realidad: saber de qué se compone y cuáles son sus dinámicas, incluyendo cómo se ve alterado este cuadro cuando se actúa sobre él. Necesitamos, por tanto, UNA VISIÓN DE CONJUNTO Y DINÁMICA, poseer la habilidad de tener en cuenta todos los factores, cómo se interrelacionan y cómo reaccionan ante los cambios, en un contexto dinámico. No hay mejor herramienta que la TEORÍA DE SISTEMAS para acometer este análisis tan decisivo para saber cómo moverse.

La SEGUNDA COMPETENCIA hace referencia al campo de la experimentación, de la prueba, de la práctica y hasta del error o el fracaso. Me refiero a la EXPERIENCIA, no solo entendida como mejora del conocimiento en base a su uso, sino también como habilidad adquirida para sortear “emocionalmente” las dificultades y los reveses. Al final, supone un proceso de maduración, tanto del conocimiento práctico como del propio carácter.

No quiero dejar de resaltar que LA EXPERIENCIA TAMBIÉN PUEDE SER MUY TRAICIONERA y que jamás se debe considerar infalible. Es cierto que nos ofrece la posibilidad de entender con bastante rapidez el presente y vaticinar el futuro. Sin embargo, en un entorno dinámico y en este mundo VUCA tan rápidamente cambiante, la experiencia puede ser una ventaja que pierda su vigencia en un corto periodo de tiempo. Por esta razón, sin despreciarla, debe contrastarse constantemente, tanto con formación renovada como con nuevas experiencias.

En cualquier caso, no olvidemos lo más importante: las buenas decisiones siempre derivan en BUENOS RESULTADOS respecto de los OBJETIVOS PERSEGUIDOS, que es lo que, en definitiva, importa.


Emilio Muñoz
Soluciones de gestión para la empresa y los emprendedores

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)

Comentarios

Lo + visto

MOTIVACIÓN E INICIATIVA: TODO EMPIEZA POR UNO MISMO (DE LOS VERDADEROS ALIADOS)

LA IMPORTANCIA DE TENER UN PROPÓSITO (1)

DINAMISMO, ÉXITO Y COLAPSO EMPRESARIAL

REINGENIERÍA DE PROCESOS: UN EJEMPLO DEL RIESGO DE CONVERTIR EN MODA UNA HERRAMIENTA DE GESTIÓN VALIOSA

COMPETITIVIDAD Y SUPERVIVENCIA EMPRESARIAL: (BIG) DATA, NUEVAS TECNOLOGÍAS TIC E INTELIGENCIA HUMANA.