LIDERAZGO: DEL BUEN GOBIERNO Y DEL BUEN EJEMPLO


"Es más fácil hacer leyes que gobernar"
Liev Nikoláievich Tolstói (1828 - 1910)


"Es más fácil criticar desde la pasividad
que dar ejemplo desde la acción"
Emilio M.

Me asombra la contundente carga de realismo que contiene esa sencilla frase que Tolstoi nos legó en su impresionante novela "Guerra y Paz".

Porque gobernar se le puede llamar a cualquier cosa estando en la cúspide del poder, pero yo me refiero, por supuesto, al "BUEN GOBIERNO" de las cosas y de la vida social y económica. Y no sólo al buen gobierno de las instituciones públicas, sino de cualquier otra de carácter público o privado, incluida la EMPRESA, que es el objeto principal de este blog.

En estos días de CRISIS ECONÓMICA y ¿por qué no decirlo? de CRISIS SOCIAL y de CRISIS DE VALORES (más por su ausencia o por su falta de aplicación que por su toxicidad) queda al descubierto la gran vigencia de la sentencia del gran novelista.

Ciertamente, en la vida, IMPROVISAR ES UN LUJO MUY CARO. Y en este desvarío que vivimos actualmente, FALTOS DE VALORES (me refiero a valores que se apliquen, no a ese continuo hablar de valores que no se utilizan para gobernar) y carentes de objetivos sensatos, no podemos esperar encontrar el "buen gobierno" del que hablo

Este "estado de la cuestión" -la ausencia de valores y de un buen gobierno- no es sino otro reflejo o síntoma de un mismo mal: la AUSENCIA DE LIDERAZGO o, mejor dicho, la AUSENCIA DE BUENOS LÍDERES, LÍDERES COMPROMETIDOS CON UNOS VALORES QUE FOMENTEN EL ESFUERZO Y LA HONESTIDAD, Y QUE SE CONVIERTAN EN EJEMPLO Y GUÍA DE DEL BUEN GOBIERNO de nuestra comunidad, en aras de un PROGRESO, MATERIAL Y MORAL, SANO Y SOSTENIBLE.

Y ahí es donde incide mi cita: es MUCHO MÁS FÁCIL ser ESPECTADOR que protagonista, y SER CRÍTICO que dar ejemplo, y DESTRUIR que construir, y ser COMPLACIENTE CON LOS ERRORES PROPIOS, que honesto con los demás, y esperar a ser empujados que "tirar del carro", y ver la paja en el ojo ajeno, que el tronco en el propio.

Esta sociedad, que avanza carente de buenos guías y espíritus ejemplarizantes -donde el atajo angosto, fácil y destructivo se ha impuesto a la construcción de las anchas avenidas sobre las que podamos CONSTRUIR LAS GRANDES EMPRESAS- requiere de VALIENTES VOLUNTARIOS que arriesguen su buen nombre y hasta su vida. Por eso hoy termino con la misma pregunta: ¿Espabilamos? Y añado otras: ¿Nos "mojamos"? ¿NOS ARRIESGAMOS?

Emilio Muñoz
Soluciones reales de gestión para la empresa

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

P.S.: Por cierto, para liderar desde la razón y sobre los valores no hace falta tener un cargo institucional. Y en momentos como los actuales, es hasta perjudicial. Liderar para renovar...

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

Comentarios

  1. Hola Emilio

    Vivimos en la era de la "mediocridad", no se forman líderes, ya no sé si porque no convienen, o porque ni siquiera se plantea. Ni siquiera hay revolucionarios. Ni en la familia, ni en la escuela, ni en las universidades, ni en los puestos de trabajo, no hay afán de formar y tener líderes, como mucho títeres que pienden de hilos. Y esto nos lleva indudablemente a que tampoco los individuos demanden ser líderes (buenos líderes), ni que tengan necesidad de ello. El Estado del Bienestar, nos ha traído algo negativo también, no todo es positivo, y es que las personas crean que ya lo tienen todo, que se conformen, se ha creado el ciudadano conformista, el cual si se llega a preocupar de algo es de ver la manera de trabajar menos y cobrar más, esa es su máxima expectativa.

    Qué triste panorama ¿verdad? pero bueno, siempre nos queda apretar los dientes y seguir luchando por aquello que creeemos y defendemos.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No debemos juzgar la historia por un periodo concreto, ni para bien ni para mal. La historia no es uniforme sino que tiene sus periodos de esplendor y sus periodos de decadencia. Tiene sus periodos de aceleración y sus periodos de reposo, sus periodos de activismo y sus periodos de pasividad. Es lógico: todo tiene al reposo, a la consolidación, a la perpetuación. Así ocurre también con los poderes actualmente establecidos en Occidente: buscan su perpetuación por todos los medios (en estes caso, no violentos, por suerte -o no excesivamente violentos-). Pero en esta vida, estabilidad siempre es sinónimo de debilitamiento, y el debilitamiento, de reacción o muerte. Tarde o temprano creo que reaccionaremos, aunque tendrá un coste (nada es gratis), más o menos grave en función de lo espabilados que seamos.

    Así que no te preocupes: llegará el día en el que la crítica constructiva y la creatividad, el esfuerzo generoso y los elevados ideales volverán a ocupar los sitiales que le corresponden en el escenario cultura, político y económico de nuestra vida.

    Y llegará el día en el que sobrepasaremos los límites actuales para crear nuevas realidades: dejaremos atrás a esta derecha y a esta izquierda que se han convertido en sinónimo de lo mismo, que aburren hasta la saciedad, que adormecen y hacen adormecer, que están carentes de ideas, que sus intereses no van más allá que el mero mantenimiento del poder y de sus privilegios. Puedes estar segura, llegará el día en el que vuelvan el espíritu crítico, constructivo, creador, idealista, entusiasmado, ilusionante. Solo es cuestión de esperar... mientras se sigue sembrando.

    Un gran abrazo y siempre gracias por tu participación.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo + visto

DIRIGIR EN EL SIGLO XXI: LAS LECCIONES QUE HOY NOS PODRÍA DAR PETER DRUCKER

DIRECTIVOS DEL SIGLO XXI: ¿JEFES? ¿CONDUCTORES DEL EQUIPO? ¿COACHERS?

EL PROFESIONAL DEL SIGLO XXI: RESPONSABILIDAD Y AUTONOMÍA

“EL SECRETO NO ES CORRER DETRÁS DE LAS MARIPOSAS…”

ORGANIZACIÓN EN EL SIGLO XXI: EL PODER DE LO INTUITIVO Y DE LOS ESPACIOS REALMENTE COLABORATIVOS

¿POR QUÉ OCURREN LAS CRISIS FINANCIERAS Y TIENEN CARÁCTER CÍCLICO? APRENDE Y SÉ PREVISOR…